jueves, 22 de septiembre de 2016

GILGAMESH, EL PRIMER HÉROE



El Poema de Gilgamesh recoge la historia del primer héroe literario conocido. Nos encontramos, por primera vez, con un arquetipo universal: el héroe trágico que se opone a los dioses y al destino. 


Desarrolla, también por primera vez, el tema del viaje iniciático para cumplir una misión o como vía de aprendizaje, tan frecuente en las primeras literaturas. 


Aquí puedes leer un cuento del escritor uruguayo Eduardo Galeano que resume su epopeya, algo así como un viaje fallido a la inmortalidad.


De alguna manera, la inmortalidad que pretendía el personaje de la primera epopeya existe en el mundo de la literarura: hay pasajes de la Biblia inspirados o copiados de esta historia y hay héroes mitológicos que imitan las hazañas de Gilgamesh. 







miércoles, 21 de septiembre de 2016

LITERATURAS FUNDACIONALES





¿Sabías que la literatura es anterior a la escritura? Efectivamente, como recordarás de cursos anteriores, las primeras manifestaciones literarias fueron transmitidas oralmente y, por desgracia, mucha de esta literatura se ha perdido.
Afortunadamente, la aparición de la escritura (a. 3500 a C) hizo posible que hoy conservemos y conozcamos muchas obras literarias de la antigüedad y los lugares de su nacimiento.



lunes, 19 de septiembre de 2016

VIAJAMOS A ÍTACA



Queridos alumnos de Literatura Universal: bienvenidos a un nuevo curso, una nueva etapa y una nueva asignatura que os permitirá viajar en el tiempo y en el espacio a través de los libros. Emprendéis un viaje, sí, pero el curso 2016-2017 es sólo el primer tramo de una travesía más larga y más intensa. Empezáis Bachillerato, vuestra última y definitiva etapa en el instituto. En un año tan importante para vosotros, vuestros profesores consideramos un privilegio poder acompañaros en este recorrido a la busca de vuestro propio camino. Algunos lo tendréis bastante claro, otros lo seguiréis buscando; pero todos, al final de este ciclo, estaréis a punto de empezar algo nuevo: el resto de vuestras vidas. Emprendéis un hermoso viaje y yo (fiel a mi costumbre) quiero regalaros un poema, uno de mis favoritos. Deseo, de todo corazón, que vuestro camino sea largo y fructífero y que Ítaca no os defraude jamás.


ÍTACA

Si vas a emprender el viaje hacia Ítaca,
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencias, en conocimiento.
A Lestrigones y a Cíclopes,
al airado Poseidón nunca temas,
no hallarás tales seres en tu ruta
si alto es tu pensamiento y limpia
la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.
A Lestrigones ni a Cíclopes,
ni a fiero Poseidón hallarás nunca,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no es tu alma quien ante ti los pone.
Pide que tu camino sea largo.
Que numerosas sean las mañanas de verano
en que con placer, felizmente
arribes a bahías nunca vistas;
detente en los emporios de Fenicia
y adquiere hermosas mercancías,
madreperla y coral, y ámbar y ébano,
perfumes deliciosos y diversos,
cuanto puedas invierte en voluptuosos y delicados perfumes;
visita muchas ciudades de Egipto
y con avidez aprende de sus sabios.
Ten siempre a Ítaca en la memoria.
Llegar allí es tu meta.
Mas no apresures el viaje.
Mejor que se extienda largos años;
y en tu vejez arribes a la isla
con cuanto hayas ganado en el camino,
sin esperar que Ítaca te enriquezca.
Ítaca te regaló un hermoso viaje.
Sin ella no hubieras emprendido el camino.
Mas ninguna otra cosa puede darte.
Aunque pobre la encuentres, no te engañará Itaca.
Rico en saber y en vida, como has vuelto,
comprendes ya qué significan las Ítacas.

KONSTANTINO KAVAFIS